La gran resaca del Leicester City

La gran resaca del Leicester City

Es una mañana lluviosa en el centro de Inglaterra cuando empiezan a sonar los despertadores. Un dolor punzante atraviesa la cabeza de miles de personas acompañado por una sed colosal. A duras penas pueden abrir los ojos y muchos menos poner un pie en suelo en busca de una botella de agua salvadora que aguarda en la nevera, en el piso de abajo. Tan lejos, tan cerca. Cuidado con las escaleras, que son estrechas y muy verticales, especialmente traicioneras y crujientes si son abordadas por un inglés tambaleante. Está deshidratado y desorientado porque es martes, y los martes no toca resaca, sino para llevar a los niños al cole e ir a trabajar.

La confusión apenas dura unas décimas de segundo, lo que tardan los hinchas en acordarse de que esa resaca tiene una explicación. Hoy es tres de mayo de 2016 y son los tipos más felices del mundo. Su equipo, el Leicester City, firmó ayer una de las páginas más bellas de la historia del deporte. Es el campeón de la Premier League.

13121431-large

Schmeichel, Simpson, Huth, Morgan, Fuchs, Albrighton, Drinkwater, Kanté, Mahrez, Okazaki y Vardy. Estos son los nombres (más el de Ulloa) de los 12 héroes que quedarán en la memoria de todos los futboleros que asistimos a una proeza sin precedentes.

Pero por encima de estos jugadores está la figura inmortal de Claudio Ranieri, un italiano afable y sensible (inolvidables sus lágrimas tras ganar en Sunderland) que bien podría ser nuestro abuelo. A sus 64 años ha conquistado su primera Liga después de entrenar durante décadas en Italia, España e Inglaterra. Muchos dieron por enterrada su carrera cuando en noviembre de 2014 le despidieron de la selección griega tras perder contra las Islas Feroe.

ranieri

La historia de la epopeya del Leicester se remonta unos catorce meses atrás, cuando en la temporada pasada ocupaba la última posición de la tabla a 7 puntos de la salvación. Entonces el entrenador era Nigel Pearson, que contra todo pronóstico logró resucitar a un equipo moribundo ganando 7 de los últimos 9 partidos.

La continuidad del técnico parecía asegurada hasta que tuvo lugar un curioso episodio en verano de 2015 en una gira en Tailandia. Tres jugadores fueron pillados en una orgía con prostitutas en una habitación de hotel. Entre los “afectados”, el hijo del míster. Como es razonable, estos jugadores fueron despedidos fulminantemente, así como el entrenador.

Leicester

Visto los precedentes, parecía normal que las casas de apuestas, al inicio de la temporada pagaran 5000 libras por libra apostada a la victoria final del Leicester. Pocos valientes (entre ellos Tom Hanks) imaginaron que tal locura podía hacerse realidad.

Con la pretemporada empezada llamaron a Ranieri. Un entrenador defensivo que garantizase un equipo sólido para mantener la categoría. “El objetivo es lograr 40 puntos”, aseveró. En la jornada 23 se situaron en cabeza y ya no soltaron el liderato. Si dejaban la portería a 0, Ranieri les invitaba a cenar pizza. Para entender su magnífico juego defensivo y de contrataque nos basta un dato: es el antepenúltimo equipo de la liga en posesión de balón. ¿La pelota? Para vosotros.

vardy_pa

La planificación de la plantilla también tuvo lo suyo. A falta de un centrocampista de contención, Ranieri buscó, sin importarle el nombre ni la procedencia, quién era el jugador que más balones recuperaba en toda Europa. ¿El resultado? Un negro pequeño y atlético llamado N’Golo Kanté, del Caen, en la segunda división francesa.

Dicen en broma que el planeta está cubierto por un 70% de agua. El resto lo ocupa Kanté, un jugador incansable capaz de estar, literalmente, en mil sitios a la vez. “Una vez, en un entrenamiento, le dije a Kanté que no hacía falta que corriese todo el rato detrás de la pelota”, explica Ranieri, “y me contestó “Vale míster”. A los 30 segundos ya estaba otra vez corriendo tras el balón”.

leicester (1)

Jaime Vardy, el máximo goleador del equipo, había pasado sin pena ni gloria por algunos equipos modestos de Inglaterra y era casi más conocido por sus problemas con la justicia que por su juego. Fue el delantero, además, quien puso la casa para que toda la plantilla viera unida el partido decisivo entre Chelsea y Tottenham, el que ayer certificó el título del Leicester.

Maxw-654

Mientras los jugadores desataban su alegría, Ranieri aterrizaba en Inglaterra después de visitar a su anciana madre en Italia. Nada más tocar suelo, llamó por teléfono a Hiddink, el entrenador del Chelsea, que según confesó “Claudio hablaba con voz temblorosa y me dado las gracias cinco veces seguidas”.

Claudio-Ranieri (1)

Por | 2016-05-03T12:36:54+00:00 03/05/2016|0 Comentarios

Deja un comentario