Gasol, el líder de una generación de ensueño

Gasol, el líder de una generación de ensueño

Quedaban cinco segundos en el marcador y el partido estaba en un puño. 88-89 para España pero a Australia aún le quedaba un ataque para anotar in extremis y llevarse la medalla de Bronce más cara de las últimas ediciones de los Juegos Olímpicos. A los oceánicos, impulsados por un inconmensurable Mills, les inundaron las dudas y el miedo en el momento de la verdad, circunstancia que aprovechó Claver (el jugador más discutido de la selección española) para poner hábilmente una mano decisiva y empujar el balón lo suficientemente lejos para agotar el tiempo.

españa baloncesto witl 1

Bronce para España y los jugadores, emocionadísimos, tirados por el suelo  celebrándolo como si de un Oro se tratara. No es para menos. La generación liderada por Pau Gasol lo volvió a hacer en Río, donde subió al pódium por terceros JJOO consecutivos, un hito para un baloncesto español que nunca será lo mismo cuando Pau, Navarro, Calderón o Reyes decidan colgar la camiseta.

Porque ya no es solo lo que nos hacen disfrutar y vibrar con sus victorias (un mundial, tres europeos, dos platas, un bronce, etc) sino la forma en que, sin conocerlos, se han convertido en parte de nosotros durante estos 10 últimos años. Porque si han sido gigantes en la victoria, todavía se han crecido más en las derrotas y en el momentos difícil. Me vienen a la memoria los inicios complicados en la mayoría de torneos, donde los nuestros, sin razón aparente, parece que arrancan gripados y no se ponen a tono hasta las rondas decisivas.

3699821

Los sentimos como parte de nuestra familia por sus valores sencillos, su humildad, su ambición, su naturalidad fuera de las pistas, su talento, su compañerismo sin fisuras. Son, en definitiva, ejemplos para todos nosotros.

Pero por encima de todos, en lo más alto de la historia de nuestros deportes de equipo, reposará para siempre la gigantesca figura de Don Pau Gasol Sáez, una leyenda absoluta por todo. Pionero en la NBA, ganador de dos anillos, jugador de mucho peso en las mejores franquicias de la liga americana, es el hombre que se ha echado a la espalda todo el baloncesto de un país. En los momentos más duros, cuando tiemblan las muñecas o la lucha por el rebote es una cuestión de vida o muerte, ahí está Pau para sacarnos las castañas del fuego. Es posiblemente, el tipo más querido en un país donde abundan los haters. Hasta sus enemigos le admiran. A falta de un presidente de consenso para formar gobierno en nuestro país, yo propondría a Pau Gasol. Todos contentos y de acuerdo. No pasará, claro, pero si se presentara, mi voto lo tendría asegurado.

españa baloncesto witl 2

Porque a sus virtudes deportivas hay que sumarle ese saber estar, esa capacidad de comunicación, su inteligencia emocional, su astucia, su amabilidad. Para siempre en nuestras retinas quedarán las exhibiciones frente a Australia el domingo, o aquellos 40 puntos contra Francia en el europeo celebrado en el país galo el año pasado en la mayor exhibición de un jugador en la historia del baloncesto continental. O aquella mala caída en la que se le fue el tobillo al traste en la semifinal del mundial 2006 contra Argentina, cuando metió el tiro libre cojo pero no pudo disputar la final contra Grecia. Sus compañeros no le necesitaron en la cancha porque tenían el espíritu de Pau incrustado en el alma.

También hubo momentos malos, claro, derrotas dolorosísimas que no hicieron sino incrementar nuestro amor y admiración por este grupo. En los peores momentos les queríamos más, incapaces de recriminarles hasta el fallo más garrafal. Solo faltaría. Recuerdo que Gasol falló la canasta decisiva contra Rusia en el Europeo de España y nos quedamos con la plata. Fue un jarro de agua fría para todos, pero nadie se atrevió a poner en duda la figura de nuestro jefe.

Cada día se les quiere más. Son dioses.

españa baloncesto witl 3

Por | 2016-08-24T12:23:25+00:00 24/08/2016|0 Comentarios

Deja un comentario