¿Y tú, sabes detectar el azúcar oculto?

¿Y tú, sabes detectar el azúcar oculto?

¿Has oído a hablar sobre los efectos perjudiciales del azúcar? Hoy en día es común encontrar cada vez más productos con la etiqueta de “sin azúcares añadidos” y retos de “10 días sin azúcar”. ¿Es una moda o una realidad? ¿dónde está el problema?

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) el porcentaje de azúcar presente en la dieta diaria no debe superar el 10-15% de las calorías totales ingeridas. Sin embargo, hoy en día esto es difícil de controlar puesto que hay un gran número de productos aparentemente saludables y con altas cantidades de azúcar oculto en ellos.

¿Qué está ocurriendo con el boom del “azúcar”? ¿Por qué se añade a tantos productos? ¿Cómo afecta realmente a nuestro cuerpo?

Principalmente, este boom ha surgido de la necesidad de crear consciencia sobre las cantidades de azúcar añadido no mostrado en el etiquetado de manera entendible para el consumidor. Podríamos preguntarnos si no es más que un tema de lenguaje técnico, pero desgraciadamente, no es así. El motivo por el cual este se oculta bajo sinónimos técnicos es para disfrazar su presencia ante la elección del consumidor.

¿Qué consigue la industria?

El quiz de la cuestión es la satisfacción y el “food craving” o efecto adictivo caracterizado por despertar un deseo irresistible en el consumidor. Tal respuesta ocurre porque los carbohidratos muy procesados aumentan rápidamente la cantidad de azúcar en sangre y esta oleada estimula las vías de recompensa del cerebro, que son las mismas involucradas en la adicción a la nicotina y otras drogas.

¿Cómo interpretar el etiquetado nutricional?

  1. Identificar el aporte de hidratos de carbono, siendo aconsejable que no presenten más de un 10% de azúcares.
  2. Identificar la palabra “azúcar” en el etiquetado
  3. Identificar la cantidad de “azúcares añadidos” y restar de la cantidad total de carbohidratos (HC). De este modo podremos valorar, la relación entre la cantidad de azúcar real del producto y la añadida.

ATENCIÓN: a veces, como estrategia de marketing, no se indica la cantidad de azúcares añadidos directamente, sino que indican la cantidad de azúcar natural. Entonces deberíamos restar la cantidad total de carbohidratos menos la cantidad de azúcar natural del producto. Esta estrategia de marketing es ideal para ocultar altas cantidades de azúcares añadidos en el producto.

  1. Identificar sinónimos de azúcar, generalmente términos que terminan con la palabra “jarabe”, “sirope” o con un “osa” al final. Por ejemplo: galactosa o fructosa
  2. ¿Cuándo descartar totalmente la compra del producto? Puesto que la lista de ingredientes va ordenada de mayor a menor cantidad contenida en el producto, intenta descartar todos aquellos productos en los que el azúcar aparece en los tres primeros puestos de la lista.
  3. El último filtro que debemos valorar, es la cantidad de ese producto que vamos a consumir a diario. Por ejemplo, si hablamos de una tableta de chocolate negro del 70% cacao con unos 29g de azúcar por cada 100g, debemos valorar la cantidad de chocolate que vamos a tomar diariamente, porque si vamos a tomar una onza, realmente esta cantidad puede ser inferior a la cantidad que vayamos a consumir al sustituir este producto por otro.

 

Si hiciéramos esto con cada producto, nos daríamos cuenta de la gran cantidad de productos que llevan azúcar sin aparentemente parecerlo (panes, cereales de desayuno, pizzas, yogures y lácteos, salsas de tomate, sofritos, néctares y zumos, etc.)

 

Te recomendamos revisar tu despensa y sustituir todos esos productos procesados por variedades naturales y mucho más saludables. ¡Echa un vistazo a esta receta de muesli casero que puedes modificar a tu gusto!

Fit young woman fighting off bad food on a blue background. Concept of diet and healthy lifestile

Fit young woman fighting off bad food on a blue background. Concept of diet and healthy lifestile

Por | 2017-09-29T18:37:58+00:00 21/09/2017|Comentarios desactivados en ¿Y tú, sabes detectar el azúcar oculto?