Darío

A Coruña
WTL MEMBER

"Puedes pararte a pensar lo duro y difícil que puede resultar algo...o simplemente puedes disfrutar de cada momento."

Siempre fui una persona muy activa y amante del deporte. De niño me pasaba todo el día haciendo deporte y jugando con mis amigos,solo descansaba para comer y dormir.
Con 7 años me detectaron una enfermedad en la cadera, se llama Perthes.
Es una necrosis progresiva en la cabeza del fémur, que para recuperarse de ella suele tardarse 3 o 4 años de media, en reposo total tras una pequeña operación.

Tras meses en reposo y cojeando cada vez más, los médicos no eran capaces de detectar la enfermedad y simplemente me mandaban para casa, pidiendome reposo.

Entonces llegó uno que sí la descubrió y me operaron inmediatamente, tuve que estar 3 semanas escayolado de piernas abiertas y posteriormente casi 2 años en silla
de ruedas(con la posición de piernas abiertas también). No me dieron ningún tratamiento, simplemente me pidieron que aguantase sin andar ni ponerme de pie durante el tiempo que hiciese falta, o de lo contrario no podría hacer más deporte en mi vida y me tendrían que poner una prótesis, cambiandomela con una operación a medida que fuese creciendo.

La mayoría de los niños que sufren esta enfermedad se quedan cojos porque no aguantan.

Yo no estaba triste, seguí haciendo lo que hacía antes, para mí era como ir encima de una bici constantemente, hasta en clase! jajaja ;)

Mis amigos iban en bici y yo en la silla de ruedas, incluso hacíamos carreras cuesta abajo y más de un susto nos llevamos con los coches en los cruces
(Imaginaos las caras de los conductores al ver pasar a un grupo de bicis y en medio a un niño en silla de ruedas a toda leche! jajaja).
También jugaba al fútbol, pero esta vez tenía que ser de portero,ya que no podía usar los pies. Pero aún así maracaba goles de portería a portería con la mano (cogí mucha fuerza en los brazos con la silla)

De vez en cuando, me hacía un caballito o me desplazaba de un sitio a otro haciendo caballitos, derrapaba, bajaba algunos escalones...etc (Cuando hacía esto los adultos y en especial los profesores se echaban las manos a la cabeza y venían corriendo detrás mía para que parase de hacerlo por miedo a que me hiciese daño jajaja)

A los 9 años, el 9 de Octubre del 2000, fui a mi consulta periódica para ver como iba la evolución de la cadera. El médico como siempre me preguntó que qué
tal jugando al fútbol y eso...y antes de que le contestase me dijo: "a partir de ahora podrás marcar muchos goles, pero con el pie, ya te puedes levantar de la
silla"

Atónito y emocionado, me puse de pie y cuando intenté caminar, no podía cerrar las piernas.Me costaba mantener el equilibrio. Lo 1º que hice
fue correr, correr con las piernas abiertas como un pingüino, y poco a poco fui aprendiendo a andar otra vez.(tarde 1 semana en caminar "bien") Con el paso del tiempo me di cuenta lo difícil que era lo que había hecho. Y de que el "no puedo" no existe. Puedes pararte a pensar lo duro y difícil que puede resultar algo...o simplemente puedes disfrutar de cada momento.

A mis 21 años hago Boxeo, fútbol, fútbol sala y triatlón de larga distancia (de manera aficionada,para mantener forma física).
Practico ocasionalmente TODO tipo de deportes. Además soy Técnico Superior en Actividades Físico Deportivas,Socorrista,Entrenador...y estoy a punto de empezar la carrera en INEF.

El límite está mucho más lejos de lo que creemos. Con entrenamiento,esfuerzo y confianza todo es posible.

Y sé que si algún día tengo que volver a renunciar a utilizar las piernas, aún me quedarán los brazos! WHERE IS THE LIMIT? :)


Darío Gerpe